Los negocios deben adoptar los hábitos de compra de los consumidores post-pandemia

La pandemia del coronavirus, de muchas maneras, ha cambiado radicalmente el comportamiento de los consumidores.

Las compras en la tienda se han desplomado debido a las medidas de distanciamiento social y, en cambio, muchos clientes están optando por el cumplimiento sin contacto y comprando artículos o servicios en línea.

Una vez que pase la pandemia, algunos compradores volverán a sus hábitos de compra anteriores como si nada hubiera pasado.

Muchos consumidores están formando nuevos hábitos de compra que se mantendrán en ellos en el futuro.

Las marcas deben comprender cuál de estos nuevos comportamientos se mantendrá para poder satisfacer mejor las necesidades de sus clientes a medida que el mundo comienza a volver a la «normalidad».

Ponle+ lo tiene claro, y por ello, está enfocándose en ofrecer nuevos servicios como el de la compra de boletos electrónicos de Lotería Nacional.

La oportunidad de comprar boletos electrónicos de Lotería en un punto de venta, como una tienda, bazar, farmacia o gasolinera, da la oportunidad a que el usuario pueda adquirir muchos productos o servicios, como víveres o recargas de su celular, en un solo lugar, sin tener que movilizarse a múltiples sitios para obtener estas necesidades.

UNA TENDENCIA A VENDER EN LÍNEA

Si bien muchos de los cambios de consumo son forzados por las medidas de bioseguridad, los usuarios se están acostumbrando a estas tendencias de consumo en línea.

Esos hábitos de compra no desaparecerán simplemente cuando la pandemia mejore, y habrá comportamientos de los consumidores a largo plazo que las marcas no pueden ni deben ignorar. Después de la pandemia, muchas marcas no podrán volver a sus modelos comerciales y enfoques de marketing anteriores de forma abrupta. Solo se mantendrán fuertes si continúan reforzando y recompensando estos nuevos hábitos de consumo.

Esta pandemia es un momento muy emotivo para todos, y las marcas van más allá para aliviar el estrés y la ansiedad de los consumidores. Pero para mantener esta conexión emocional, las marcas deben continuar comunicando los beneficios emocionales a largo plazo de sus ofertas.

Estas son nuestras sugerencias.

1. Satisfacer las necesidades ahora para formar hábitos para el futuro
Ciertos negocios, como los servicios de entrega de comidas a domicilio, se han vuelto más populares debido a la pandemia. Pero este éxito no tiene por qué terminar solo porque los pedidos para quedarse en casa están aumentando y los consumidores están volviendo al mundo. Los consumidores están utilizando productos y servicios en estas categorías de una manera que va más allá de la necesidad: han llegado a valorar su conveniencia y las necesidades personalizadas que satisfacen.

2. Cree experiencias para los consumidores: las extrañan
Como seres humanos, anhelamos la conexión. El aislamiento ha sido un desafío para muchos, y la gente está lista para volver al mundo con otros. Extrañan salir a cenar a restaurantes o visitar a amigos en bares. La comida para llevar no es lo mismo. Con la reapertura de las empresas y los lugares de reunión que permiten que las personas se reúnan (aunque en cantidades limitadas), las marcas tienen la oportunidad de ofrecer experiencias a los consumidores y, al mismo tiempo, encontrar formas de mantenerlos seguros.

3. Deje que la investigación le informe y le impulse
Lo más importante es aprovechar el poder del conocimiento. Si bien este es un momento de gran oportunidad para que las marcas continúen construyendo sobre el éxito que han obtenido durante la pandemia, no es el momento de dejar de ser estratégicos. Comprender a los consumidores, quiénes son, qué sienten y qué necesitan en este momento, debe estar en el centro de todo lo que haga.

Las empresas deben prepararse para una “nueva normalidad”, dejando claro a los consumidores cómo sus marcas y productos son esenciales hoy y seguirán siendo esenciales en el futuro.