Tienda Ximenita y su habilidad para los negocios

En el 2011, Nancy Echeverría construyó un negocio propio después que descubrió que su hija vendía caramelos en donde estudiaba la primaria.

“Recuerdo que un día mi hija llegó de la escuela y me dio unas monedas, ella me dijo que quería colaborar más en la casa”, explicó Nancy.

No había la necesidad para esa ayuda, indicó Nancy. Por lo tanto le explicó que los niños deben de ser niños, y que son los padres quienes se deben de preocupar sobre cómo mejorar el hogar.

Sin embargo, la iniciativa de su hija le llamó su atención y pronto le dio la idea para crear lo que sería la Tienda Ximenita.

Un negocio en familia

Aunque los padres tienen la responsabilidad de velar por sus hijos, llegará un momento en que los hijos velaran por ellos.

Con esta premisa Nancy y su esposo vieron el interés de su hija por las ventas, al final decidieron poner una tienda para que ella pueda ver crecer su idea.

“Así que hace 8 años, pusimos la tienda y empezamos vendiendo golosinas, pero poco a poco, fuimos incrementando porque venían los clientes a pedir más ya que siempre quedaban muy satisfechos con la atención que se les brinda”, dijo Nancy.

Tienda Ximenita creció sin eventualidades, siempre buscaba nuevas ideas para implementarlas y seguir mejorando.

Ponle+ satisface necesidades

Con el tiempo Tienda Ximenita se convirtió en la proveedora de productos de primera necesidad para los vecinos.

“Por insistencia de mis vecinos puse el sistema de recargas y pagos de servicios, así fue como conocí la red de recargas Ponle+”, reveló Nancy.

En el 2013, antes de adquirir los servicios de Ponle+, Nancy investigó todas sus bondades y hoy, seis años después puede decir que Tienda Ximenita tiene mucho movimiento.

Sobre los servicios, Nancy recalca su comodidad y como la red de recargas ayuda a su comunidad a pagar eficientemente algunos servicios básicos.


Ubicación: