Irving Jácome Sánchez, un desarrollador de Ecuador, con más de una década de experiencia en desarrollo de aplicaciones móviles

Irving Jácome Sánchez, desarrollador de apps móviles en Ecuador

Irving Jácome Sánchez es un desarrollador con más de una década de experiencia en programación y desarrollo de aplicaciones móviles en el Ecuador. Él se considera un tecnonauta, autodidacta, apacionado de la tecnología y la innovación.

Revista CLUB Ponle+ le consultó sobre si era una ventaja el desarrollo de aplicaciones para las empresas y él indicó que efectivamente, ese tipo de proyectos ofrecen beneficios en el área de los negocios.

«Una de los objetivos que tienen las empresas es la de comunicar a sus clientes qué es lo que hacen y ofrecen.
Las aplicaciones, aparte de dar servicios, es un medio que se distingue de las redes sociales» nos indicó Jácome.

Una de las ventajas de desarrollar una aplicación, es que las empresas son dueñas del formato y el tipo de mensajes que deseen transmitir. Las redes sociales como Facebook e Instagram, tienen sencillas limitaciones como formatos de imagen o la cantidad de texto que puede ir en una publicidad.

En una aplicación móvil, es la empresa la que tiene el control del medio, y no Mark Zuckerberg.

El tener acceso a estadísticas reales y directas, es otra de las ventajas que ofrece el sistema. Y dado que las apps generalmente piden el uso de emails y nombres reales, es una gran fuente de información para análisis de datos y marketing directo.

El recorrido de un experto en programación

El Ing. Irving Jácome Sánchez empezó su experiencia laboral en el 2009. Nos comenta que desde su primer trabajo, le exigían que haga pequeños proyectos de computación, cuales él cumplía. Un día le pidieron que aprenda PHP, un lenguaje de programación en el cual él tenía poca experiencia.

Dada su curiosidad, tomó un curso de PHP, donde descubrió que tenía dones para la programación en un instituto. Sus profesores se dieron cuenta de su talento y a los dos meses de haber entrado al curso, le ofrecieron un puesto como profesor en la institución.

No pasó mucho tiempo en que Jácome fue invitado a desarrollar proyectos comerciales en la empresa de uno de sus profesores. «Fue una buena experiencia, era joven, y me dieron muchos proyectos de programación y desarrollo de aplicaciones móviles. Fue una buena etapa a nivel profesional».

Actualmente, Irving Jácome Sánchez lleva más de cuatro años laborando en el área de desarrollo de La Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER), cual lo describe como un excelente ambiente por su visión tecnológica de la entidad.

Como meta personal, Jácome concluye: «Yo quiero ser uno de los pioneros de mi país, orientados al desarrollo de aplicaciones móviles. Y esa es mi especialización actual».

Un mundo tecnológico diferente, especialmente en Ecuador

La historia de las aplicaciones móviles en Ecuador ha sido lenta, nos dice Jácome.

La gente ha desconfiado de las apps, especialmente en el momento de ingresar una tarjeta de crédito.

La aparición de nuevas empresas como Uber, Glovo y Rappi, han logrado que las personas se acostumbren a ver, oir, y usar estas aplicaciones.

«Antes de la pandemia, los usuarios ecuatorianos recién se estaban acostumbrando a las apps. Pero durante la cuarentena, la gente aprendió – a la fuerza – a confiar en las aplicaciones móviles, porque la alternativa era arriesgarse a salir a la calle para obtener algunos servicios».

Jácome aconseja a las empresas, que esta es la hora para que ellas desarrollen aplicaciones comerciales para móviles.

Existen dos razones  importantes para desarrollar apps en un futuro cercano.

La primera es que el público está muy interesado en este tipo de servicios y soluciones. Y la segunda, no declara Jácome, es que «si su empresa decide no desarrollarla, es muy seguro que su competencia sí lo hará.»

Y ese será un gran valor diferencial en los negocios.

 

Te recomendamos también leer nuestro artículo sobre 4 razones por las cual te recomendamos desarrollar una aplicación móvil para tu negocio.